Pensamiento dirigido a objetivos de rendimiento

En el andar de la mente cada idea se abre camino en diversas direcciones, nuestra atención pasa de una idea a otra y forma una corriente de pensamiento.

La atención puede ir de una imagen a otra sin dirección con pensamientos que nada tienen que ver con la acción (ejecución motriz), o puede ocurrir que haga un trabajo reflexivo, operativo, de análisis de lo sucedido (punto pasado), y preparación de lo que vendrá (próximo punto), o sea, en una cierta y definida dirección (respecto a una táctica y estrategia).

La primera de estas alternativas es el vagar de la mente, la segunda es el pensamiento estratégico.

La reflexión es el arma más poderosa que tenemos los seres humanos; nos permite un análisis preciso de la acción que estamos desarrollando, es importante utilizarla para una rápida corrección, para analizar lo que hicimos bien, o para un cambio de rumbo durante el partido.

De esta manera podemos comprender que el triunfo puede suceder si sabemos establecer una disposición preponderante y permanente de la mente donde los pensamientos tengan que ver con la acción y se polaricen con el logro del objetivo.

Lic. Pablo Pécora

 

volver

 

Copyright © 2000, 2014 - A pleno Tenis - Todos los derechos reservados
Visualización recomendada 800x600 píxeles