La inversión en tenis

Se dice en contabilidad, o por lo menos así me lo enseñaron en el secundario, que un bien se amortiza en x cantidad de tiempo, dependiendo del tipo de bien. Un auto en 10 años, un edificio creo que en 50, y así. Se trata de hacer previsión y tratar de ir ahorrando, o invirtiendo, en el reemplazo de ese bien. Ahora bien, apliquemos eso al tenis. Pero desglosémoslo y vayamos ítem por ítem.

Empecemos por las canchas: hace cuánto tiempo no se hace un club en, no digamos en la Capital porque seguro que alguno va a argüir el precio de la tierra, sino en el país? Yo no puedo recordar uno. Y eso que incluyo a los clubes privados, que luego del auge del padel hace una década, poco cambiaron. Puede haber una mejora, una cancha extra (me enteré hace poco de alguna en Neuquén), pero un club completo? Tal vez me falte información y alguien me replique que en su ciudad o pueblo han construido algo. OK. Pero es claro que no es un fenómeno que se repita todos los años. Y las canchas e instalaciones que están, en qué estado se encuentran? Creo que con raras excepciones, los usuarios se quejan de las dos maneras posibles: audiblemente (la menos dolorosa) o yéndose (la más dolorosa, porque algunos se van del deporte, no solo de la institución).

Vayamos a la institución madre, la AAT. Cuál es su estado de amortización? La entrada de L´egalité significó una inversión genuina en el tenis, o un negocio para privados y poco para los asociados? Es un tema para otra nota, pero más allá del estado eufórico actual de la gente con el tenis, que no comparto, valga aclarar; no se ve que se haya progresado mucho de lo que se hizo hace más de un lustro. Los procedimientos de la Asociación son los mismos que hace décadas y no se vislumbra que el servicio valga lo que se paga.

Y que tal los jugadores? Sabemos por las estadísticas mundiales que el parque de jugadores va envejeciendo año tras año. Actualmente debe andar en un promedio de 32 años y en aumento. Cómo se renueva esto, de manera automática? Claro que no. Otros países, USA; Francia, han destinado cifras fabulosas para incentivar la marca tenis, como dice Fernando Segal. Y acá? Bien, ejem, dejémoslo ahí, la situación económica, el país, etc. OK, el hecho es que no estamos renovando nuestro stock. 

Y los instrumentos? Cualquiera puede ver que en nuestro país, se usan pelotas hasta que se les ve el aire, los encordados están cristalizados en las raquetas, y en cualquier momento vuelven a producirse los marcos de madera para reemplazar raquetas de grafito ya viejas. Es claro que estos bienes hay que pagarlos, pero si no hay incentivos para usarlos, es decir: lugares agradables, canchas en condiciones, una organización que me cobije, rivales variados, etc.; qué sentido tiene?

Por lo que viendo este panorama, no queda otra que ser racional y dejar de pensar en el hoy, para darse cuenta que si no nos ocupamos AHORA del futuro, pasará que éste dejará de tener importancia. Que así no sea. 

Prof. José Luis Echegaray

volver

 

Copyright © 2000, 2017 - A pleno Tenis - Todos los derechos reservados
Visualización recomendada 800x600 píxeles