En que están (estamos) pensando?

Si nos congraciamos en los últimos tiempos, del presente argentino en tenis y de su repercusión lógica que tiene sobre nuestros chicos, a veces me asalta una pregunta: “Hay alguien pensando en el futuro de nuestro deporte?.

No me refiero aquí a la problemática de organización, administración y lo que podríamos decir el día a día de llevar los asuntos básicos de los tenistas locales. No. Mi pregunta y de la que adelanto que no tengo una respuesta, aunque intuyo malas señales, va hacia la parte prospectiva, hacia donde querríamos tener el tenis en 10 años. Hace unos años, un columnista de radio, Carlos Mira, tenía una muletilla que era: “En qué están pensando?”, que la usaba cuando se remitía a proyectos estrafalarios de nuestros legisladores, declaraciones impunes u ostentaciones de riqueza en medio de la pobreza, etc. En cierta manera, se trata de lo mismo. Cuando uno ve lo que tenemos y piensa que este presente no es una consecuencia mágica, que no es que los tenistas surgieron por generación espontánea, que hubo una situación económica favorable, un trabajo de desarrollo previo, tal vez una dosis de suerte siempre útil, etc.; se pregunta: Y ahora? La parte económica mejor no la mencionemos, pero sobre eso poco puede influir la dirigencia del tenis, pero sobre lo que si puede incidir, repito: hay alguien pensando en el futuro?.

Por que tampoco nos sirve tener jugadores top sin base. Es solo por un rato. La calidad viene de la cantidad, y la única forma que tenemos de reproducir el éxito, es que muchos se dediquen a jugar. Esto es claro y probado. No hay misterio. Entonces: qué estamos esperando? Tampoco podemos sentarnos y dejar que las cosas vayan desapareciendo solas, en un lento espiral de decadencia imperceptible en el corto plazo, pero devastador en el largo. Cada uno tiene para aportar algo y lo debe hacer hasta por egoísmo: si queremos ganar más, hay que agrandar la torta, no pelearse por un trozo mayor. No estaría mal abrir un foro para discutir hacia donde va el tenis argentino y hacer aportes, discusiones, presentar proyectos e ideas, para que todos nos nutramos de ellos y tengamos en claro, aunque sea, donde están los problemas. De allí a la solución no hay tanto, si no se trata de inventar de nuevo la pólvora, hay que hacer y adaptar cosas que en otros lados funcionaron bien y darles nuestro toque, que de eso sabemos bastante. 

Prof. José Luis Echegaray

volver

 

Copyright © 2000, 2017 - A pleno Tenis - Todos los derechos reservados
Visualización recomendada 800x600 píxeles